lunes, 10 de octubre de 2016

EL PLAN DE PARTO EN EL FOSO....

Entrada tomada y traducida de esta web. Hay alguna palabra que me ha costado traducir en el sentido. Por ejemplo, se usa mucho la palabra autodeterminación y no me queda claro que este sea el término más adecuado en español. Acepto sugerencias. El texto en inglés es añadido al final.




Cuando las mujeres son capaces de experimentar autodeterminación en vez de control o un plan perfecto, podrán conseguir tener un parto alineado con su visión. La clave, según Nicole Deggins de Sista Midwife Production, es que las madres aprovechen su intuición y desarrollen una filosofía de nacimiento. 

Si quieres descubrir cómo ser el mejor apoyo para que las mujeres tengan una experiencia de parto  empoderante,  hazte comadrona o doula.

“No siguieron nada de mi plan de parto” lloraba mientras era llevada en silla de ruedas hasta la sala de recuperación. Ella esta loca, en shock, frustrada y enfadada. ¿cómo puede haber ocurrido esto? ¿por qué no siguieron su plan?.

Esto es, desafortunadamente, una escena vista muchas veces en las salas de parto de todo el país. Los planes de parto, que una vez se pensaron como el santo grial de un parto empoderado y educado se han convertido en algo virtual y sinsentido. ¿de donde vienen estos planes? ¿Por qué no funcionan? ¿y que pueden hacer las mujeres en vez?.

En 1980 Penny Simkin y Carla Reinke publicaron “Planning your baby´s birth” (planeando el nacimiento de tu bebé). Este folleto presentaba un nuevo concepto; la idea de que una mujer podía crear su plan de parto como vía abierta de comunicación con sus cuidadores. Para algunas mujeres, el plan de parto se convirtió en algo maravilloso para añadir a la historia médica. Se convirtió en una herramienta de conversación y una vía para abrir las opciones a las mujeres. Sin embargo, en muchos hospitales, los planes de parto son considerados un tema espinoso entre los profesionales del parto. Las mujeres con planes de parto normalmente son vistas como pacientes difíciles y son tratadas como presuntuosas. Normalmente son objeto de bromas de las enfermeras, especialmente cuando las cosas no salen como se habían previsto. A pesar de tener planes de parto muy bien escritos las mujeres siguen sintiéndose insatisfechas, sintiendo que tienen muy poco que decir en como dar a luz. 

Esta insatisfacción, muchas veces, viene del hecho de que muchas mujeres, escriben un plan de parto para encontrar una forma de controlar su proceso de parto. Independientemente del hecho de que el verdadero control no es posible, la literatura esta llena de evidencias de que el control o la sensación de control es importante en el parto ya que se relaciona con el nivel de satisfacción. Namey y Lyerly (2010) entrevistaron un grupo de mujeres sobre su idea de control durante el parto y nacimiento. De la investigación surgió la autodeterminación como lo más significativo relacionado con el control. Definieron autodeterminación como “habilidad de tener un parto que este compuesto y guiado por las inclinaciones y valores propias más que de los otros”. ¿Como podemos llevar esta idea de autodeterminación a ayudar a otras mujeres a crear la experiencia de parto que desean?

Mientras el proceso de crear un plan de parto puede ser formativo y empoderante, es importante entender que el plan de parto puede tener muchas limitaciones, así que tenemos que aprender a crear una atmósfera en la que se pueda llegar a la autodeterminación sin un plan de parto. En vez de un plan de parto, yo animo a las mujeres a empezar su viaje desarrollando su filosofía personal de parto. El diccionario nos dice que una filosofía es: el estudio crítico de los principios y conceptos básicos de un área de conocimiento. Merrian Webster dice simplemente que una filosofía es “un grupo de ideas acerca de cómo hacer algo”. por ejemplo el nacimiento. Si combinamos estas dos definiciones podemos ver desarrollar una filosofía de nacimiento significa que la mujer ha hecho algunos estudios críticos de los principios básicos del nacimiento y se ha creado una idea de como quiere hacerlo ella.

Idealmente la mujer podría crear su filosofía de nacimiento antes de estar embarazada. Desgraciadamente muchas mujeres no lo hacen. Como resultado es muy importante que lo antes posible examinen sus pensamientos sobre lo que consideran sus principios básicos de nacimiento. Deberá determinar su preferencia entre el modelo de matrona o modelo médico de cuidado, entre hospital o casa de parto, usar medicación para el dolor o analgésicos naturales, parto espontáneo o inducido. Mientras aprende acerca de estos temas básicos puede empezar a desarrollar ideas acerca de temas concretos como medicación, monitor fetal, fluidos intravenosos… Debe examinar no solo lo qué prefiere, sino por qué lo prefiere. 

Mientras la mujer desarrolla su filosofía, podemos animarla a que siga evolucionando en su pensamiento. Debe entender que todo esta filtrado e influido por un número de cosas incluyendo: experiencias personales, experiencias de otros, lo que vemos en los medios de comunicación, y las expectativas de la comunidad a la que pertenecemos. La filosofía de nacimiento, como el nacimiento en sí mismo, puede ser fluido y debemos seguir dando información basada en la evidencia y guía para que continúe con su búsqueda sin sobrecargar con demasiada información. Debemos ayudar a recordar que hay muchas opciones entre tener un “nacimiento libre” y elegir una cesárea programada. Y tenemos que recordar que incluya un examen a sus creencias acerca de los aspectos emocionales, espirituales y metafísicos del nacimiento.

He aquí una lista orientativa de algunos aspectos que pueden ayudar a la mujer a formarse su filosofía de nacimiento:


  • ¿Ves el nacimiento como una celebración de toda la familia o una fiesta privada de tres personas?
  • ¿Como encuentras la paz después de una situación estresante?
  • ¿Es para ti importante tener una relación cercana con la persona principal que te atienda en tu parto?
  • ¿Quién se hace cargo de las cosas en las emergencias? ¿cómo respondes tu? ¿qué rol juega tu pareja?
  • ¿cuando estas enferma o con dolor que es lo que te alivia?
  • ¿qué fue lo que mas y menos te gustó de tu última experiencia de parto?
  • ¿te importa el sexo de la persona que te atienda en el parto?
  • ¿puedes confiar en que tu pareja o persona de apoyo actúe a tu favor?
  • ¿Te consideras de alto riesgo? ¿por qué?
  • ¿Como celebras algo muy especial?
  • ¿cuándo tienes un mal día cómo reaccionas y qué te hace sentir mejor?
  • ¿te fías de tu intuición?
  • ¿De qué te fiarías más, de la palabra de tu pareja o de la palabra de la persona que te atiende?

El proceso de creación de una filosofía es un proceso madurativo, de aprendizaje, que moviliza y lleva a compartir. No se trata de crear un “nacimiento perfecto”. Se trata de entender las opciones. Se trata de darse cuenta de las cosas que son importantes y después usar esta información para guiar las conversaciones y las decisiones. Tener una filosofía sólida de nacimiento puede dar a la mujer más confianza cuando habla con los cuidadores y otros miembros del equipo. Este proceso puede ayudar a la mujer a saber si la persona elegida es la adecuada. ¿Son sus filosofías parecidas o son completamente diferentes. ?

Finalmente, al trabajar con mujeres creando su filosofía de nacimiento, debemos apoyarlas a conectar con su intuición. Debemos recordar lo que decía el Dr. Spock “Fiáte de ti misma. Sabes más de lo que crees que sabes.” y “No te tomes muy en serio lo que dicen los vecinos. No te dejes intimidar por lo que dicen los expertos. No sientas miedo por confiar en tu sentido común."

Lo que nos dicen los estudios y lo que he visto que es verdad es que cuando se da información veraz, libre de coacción, las mujeres toman las mejores decisiones para ellas y para sus familias. Y cuando son capaces de sentir la autodeterminación, no el control sobre un plan perfecto, con la libertad de ser una parte importante en la toma de decisiones, pueden llegar a tener un nacimiento que encaje en su filosofía de nacimiento en vez de escribir un plan de parto e independientemente del tipo de parto que al final tengan. 

---------------------

TEXTO ORIGINAL

When women are able to experience self-determination, rather than control or a perfect plan, they will succeed at having a birth that is aligned with their vision. The key, shares Nicole Deggins of Sista Midwife Productions, is that mamas tap into their intuition and develop a birth philosophy. In this pieces, she offers the key questions to ask your clients on their journey.
Discover how to be the best support for women to have an empowering birth experience. Become a midwife or become a doula
“They didn’t follow anything in my birth plan!” she cried as she was wheeled down the hall from the operating room into recovery.  She is distraught, shocked, frustrated and angry.  How could this have happened? Why didn’t they follow her plan!?
This is unfortunately the scene seen many times over on labor and delivery units across the country. Birth plans, once believed to be the holy grail of an educated and empowered birth have become virtually useless.  Where did this plan come from? Why doesn’t it work? And what can women do instead?
In 1980 Penny Simkin and Carla Reinke published Planning Your Baby’s Birth. This pamphlet presented a new concept; the idea that a woman could create a birth plan as a way to open communication with her provider.  For some women, birth plans became a wonderful addition to the medical record.  They became a tool for conversation and a viable way for women to discuss options.  In many hospitals today however, birth plans are considered a thorn in the side of labor and delivery staff.  Women with birth plans are often seen as difficult patients and are treated with smug attitudes. They are often the butt of jokes at the nurses’ station especially when things don’t go as planned. In spite of having well written birth plans women continue to find themselves dissatisfied, feeling like they have had little say in how they give birth.
The dissatisfaction often comes from the fact that for many women, writing a birth plan is about finding a way to control their birth process. Regardless of the fact that true control is not possible, the literature is full of evidence that control, or the notion of perceived control, is significant to childbearing women as it relates to birth satisfaction.  As a result, birth plans continue to be used under the guise that they are a vehicle of control.  Namey and Lyerly (2010)1 spoke with women about their ideas of what it means to have control during their labor and birth.  From their research, self-determination emerged as the most prominent meaning of control. They defined self-determination as “the ability to have a birth that is shaped and guided by ones’ own inclination and values rather than those of others.” How do we take this idea of self-determination to help women create the birth experiences they deserve? 
While the process of creating a birth plan can be educational and empowering, it’s important to understand that birth plans have many limitations so we have to learn to create an atmosphere for realizing self-determination without one.  Instead of a birth plan, I encourage women, to begin their journey by developing a personal birth philosophy.  Dictionary.com tells us a philosophy is “the critical study of the basic principles and concepts of a particular branch of knowledge.”  Merriam Webster says simply that a philosophy is “a set of ideas about how to do something” i.e. birth. If we combine these definitions we see that developing a birth philosophy means a woman has done some critical study of the basic principles of birth and has developed an idea about how she wants to do it. 
Ideally a woman would create a birth philosophy before she is pregnant. Unfortunately many women don’t. As a result it’s critical that as early as possible they examine their thoughts on what I consider some of the very basic principles of birth. She must determine her preference between the midwifery and medical model of care, hospital or out of hospital birth, the use of pain medications or natural pain relief and induction or spontaneous labor.  As she learns about each of these basic tenets, she can slowly begin to develop ideas about specifics like medications, fetal monitoring, intravenous fluids etc.  She must examine not only which she prefers but why she prefers it.  
As women develop their philosophy, we must encourage them to continue to evolve their thinking.  She must understand that everything is filtered through, and influenced by, a number of things including: personal experiences, experiences of others, what she sees in the media, and the expectations of the community she belong to.  Birth philosophies, just like birth itself, can be fluid and we should continue to provide evidence based information and guidance to continue their critical study without overwhelming them with too much information in the process.  We must help them to remember, there are a lot of options between having a “free birth” and scheduling an elective cesarean section during a second prenatal visit.  And we want to remind her to include an examination of her beliefs about the emotional, spiritual and metaphysical side of birth.  
While certainly not an all-inclusive list, some questions that can be used to help a woman cultivate her birth philosophy include:
Do you see birth as a big extended family celebration or a small three person private party?
How do you find peace after a stressful situation?
Is it important that you have an intimate/close relationship with your primary birth attendant?
Who takes care of things in an emergency?  How do you respond? What role does your partner play?
When you are sick or in pain what brings you comfort?
What did you like most/least about your last pregnancy and birth experience?
Is the gender of your primary birth attendant important?
Can you trust your partner or support person to act confidently on your behalf?
Do you consider yourself high risk? Why?
How do you celebrate something very special?
When you have a bad day how do you react and what makes you feel better? 
Do you trust your intuition?
Would you rather trust the word of your provider or the word of your partner?
The process of philosophy creation is about growing, learning, moving and sharing. It’s not about creating the “perfect” birth. It’s about learning and understanding options. It’s about realizing what things are really important and then using that information to guide conversations and decisions.  Having a solid birth philosophy can give a woman more confidence when speaking with her provider and other members of her birth team.  Developing a birth philosophy can help a woman determine if her provider is the right one for her.  Are their philosophies similar or are they worlds apart?  Is this a good fit? Or should she consider changing providers, which ultimately can be one of the most critical steps in creating an empowered birth experience.   
Finally, in working with women to create a birth philosophy, we must encourage them to get in touch with their intuition.  We must remind them as Dr. Benjamin Spock told us:  “Trust yourself. You know more than you think you do.” And “Don't take too seriously all that the neighbors say. Don't be overawed by what the experts say. Don't be afraid to trust your own common sense.”
What research tells us and what I have seen to be true, is that when given factual information free from coercion, women will make the best decisions for themselves and their families.  And when they are able to experience self-determination, not control or a perfect plan, with the freedom to be a knowledgeable player in the decision making process, they will succeed at having a birth that fits into their birth philosophy regardless of writing a birth plan and often regardless of the type of birth they ultimately have. 
1 Namey & Lyerly.  The meaning of "control" for childbearing women in the US.  Social Science & Medicine. 2010 Aug;71(4):769-76
Nicole Deggins, CNM, MSN, MPH is a masters prepared certified nurse midwife, author and educator and with more than 20 years of experience in women's health care, advocacy, and empowerment. Nicole has practiced as a midwife in Washington DC, Mississippi, and Louisiana and has worked as a labor and delivery nurse in numerous public and private settings throughout the country. Today, Ms. Deggins works as the founder and CEO of Sista Midwife Productions (SMP). Through her work with SMP Ms. Deggins is dedicated to bringing transparency to prenatal education and helping women understand their rights as they navigate the medical obstetrical system. 
Seeking to advance your maternal health education?
Become a midwife! Lead the return to holistic, family-centered maternal health care through a meaningful career as a certified professional midwife (CPM). LEARN HOW
Become a doula! Provide continuous, culturally competent physical and emotional support to childbearing women and their families in your community or globally. LEARN HOW
Study Global Health Abroad! Make a positive and lasting contribution in the field of women's health, both in your own community and globally! Join us for an in-depth examination of birth, social justice, women's rights and community health abroad. LEARN HOW




domingo, 7 de febrero de 2016

¿Hasta cuando le vas a dar?


He oído esta pregunta tantas y tantas veces... que ya ni me sorprende, la he oído durante más de 5 años.


- ¿Hasta cuándo le vas a seguir dando? (para los que no estáis tan metidos en este mundo se trata de preguntar hasta cuando le vas a seguir dando de mamar)

y esto acompañada de las más diversas caras: extrañeza, rechazo, reprobación, juicio, curiosidad, alucine, asco, miedo, sorpresa...

Lo que me suele pasar es que siempre busco una respuesta, porque nos sale de mantra automática siempre que escuchamos una pregunta, tratar de responderla, incluso por educación. Normalmente trato de dar una respuesta veraz y después me doy cuenta de que la única respuesta posible y veraz es: "no tengo ni idea". Y me pongo a pensar y siento que la pregunta no es pertinente, ni esta bien formulada. Esta pregunta implica que dar de mamar es un acto que depende únicamente de mi voluntad y como tal yo puedo decidir cuando se dejará de producir.

Pero esto no es así:

1º: el acto de lactar es algo que implica, para empezar, a dos personas: el bebe y la madre. En mi caso, mi hijo y yo.

2º: es un acto que no se puede forzar u obligar a hacer. Así que es voluntario por parte del bebé realizarlo, y por parte de la madre facilitarlo (o así debería ser).

3º: en principio es un acto fisiológico, que cubre una necesidad nutricional y muchísimas necesidades afectivas y que lo ideal es que se desarrollo de manera satisfactoria y placentera para las dos partes.

(es verdad que puede ocasionar algunas dificultades para la madre en algunos momentos pero los beneficios para los dos, para la familia y para la sociedad son muchísimos).

Así que otras veces he contestado:

"Cuando los dos sintamos que es el momento".

Por supuesto que a esta respuesta siguen un montón de comentarios; "¿es que le vas a dejar decidir a él?, etc" que lo único que siguen mostrando es la diferencia de lugar en el que nos encontramos. Yo intento educar a mis hijos desde el respeto mutuo a las necesidades, el apoyo y la cooperación (por supuesto que muchas veces no lo consigo y hago cosas que no me gustan y no soy ejemplo para nadie). Hay cosas que las puedo decidir yo y otras ni puedo ni quiero, ya que nuestra relación se basa en lo que vamos descubriendo que es mejor para todos.

Así que creo que la respuesta más adecuada para mi en este momento a esta pregunta es:

"No entiendo la pregunta".

Que tengas una feliz lactancia.


Otro tema es cuando me preguntan:

¿que te aporta la lactancia? (ya sabemos que en nuestro mundo no podemos hacer algo si no nos "aporta algo") y entonces reflexiono en esta aventura que estamos viviendo juntos mis hijos y yo y que tantas cosas me enseña. Una de las cosas que me cuestiono es

22/11/2014


------------------

7/2/2016

Esta entrada la escribí hace más de un año, cuando seguía con la lactancia, ahora me atrevo a escribirla. Ya ese tiempo ha pasado y mi hijo ya no es amamantado. No recuerdo exactamente cuando fue que termino esta forma de relacionarnos lo que si se es todo lo que esto ha hecho para que nos relacionemos de una manera muy especial y que toda la oxitocina que he liberado durante todos estos años ha contribuido a muchas cosas muy positivas. Me alegro mucho de esta experiencia.

Todavía recuerdo lo maravilloso que era cuando me miraba con esos enormes ojos marrones y yo me veía reflejada en ellos.


lunes, 25 de enero de 2016

CUANDO SABES QUE A TU BEBÉ LE TIENEN QUE OPERAR AL NACER

Este texto lo escribí para una gran mujer, muy querida por mi, ante la inminencia del nacimiento de su bebé. Es su quinto embarazo y desde muy al principio les informaron de que había algún problema con el corazón del bebé, una malformación que no se podía saber si le iba a permitir llegar a término el embarazo. Ahora que esto ya ha sucedido, se enfrentan a una nueva etapa y seguramente a la operación de la pequeña.

Querida Mechi: Te escribo algunas recomendaciones muy generales , siempre se tendrá en cuenta lo que los médicos digan ya que ellos conocen bien las características de la patología y te lo tienen que explicar hasta que tú lo entiendas. Si hay algo de lo que te explican que no te suena coherente o que no entiendes, vuelve a preguntarlo, discútelo y que te lo vuelvan a explicar hasta que te parezca razonable. Hay muchas ocasiones en que la parte emocional no la tienen en cuenta y esa hay que pelearla ya que a ellos no cuentan con esta parte igual que tú. Y es a base de pelear las cosas que las políticas cambian y que muchos bebes Irán teniendo un trato más humano, no sólo médico. Si cuando nazca le tienen que operar: Aquí te dejo unas sugerencias. - cuando hables con el equipo médico para preparar el parto asegúrate de que sepan cuáles son tus preferencias y deseos. Ya se sabe que lo primero será el bienestar del bebé, pero tus deseos deben estar presentes para que ellos los conozcan, tú los hayas pensado y expresado. Cosas como: . Deseo de dejar latir el cordón (puede tener mucha beneficios incluso en bebé con problemas) . Deseo de tenerlo piel con piel nada más nacer y que ahí se le hagan los reconocimientos necesarios. El bebé se desestabiliza menos si está en contacto con su madre. (Nils Bergman). . Sino puede estar piel con piel, pedir que toda la exploración se haga cerca de donde estés tú y que tengas acceso visual a él. Si esto no es posible el bebé tiene que poder ser acompañado en todo momento por otro familiar (padre) al que se debe dejar tener contacto físico con él y si pudiera ser él el que haga el traslado en sus brazos. (Ya sé que es mucho pedir). . Si pudiera permanecer un tiempo en piel con piel estaría bien cerca del pecho y si hace algo para buscar facilitar el acceso al pecho materno. . Permitir a la madre que reconozca al bebé, le vea, toque y hable todo lo que quiera. - si fuera cesárea también se puede hacer respetada y también se mantendría lo mismo, que la madre pudiera estar acompañada, que si puede vea y toque y tenga al bebé... . Preguntar los riesgos de la epidural para un bebé con esas características... (No olvidar que los protagonistas de las historia son ellos, no los profesionales). Otras recomendaciones: Primero dar la enhorabuena a la mamá que ha llevado a término este embarazo a pesar de todas las preocupaciones, incertidumbres, opiniones... Este bebé es muy afortunado por nacer en esta familia y esta aventura que recordéis juntos os cambiará para siempre, así que hay que aprovechar el viaje. Hasta ahora ya lleváis mucho recorrido y mucho amor dado. Así que ya habrás podido ver que algo que rodea a toda esta historia es el miedo. Todo el mundo tiene miedo y desgraciadamente muchas de las decisiones se toman desde ahí y sabemos que el miedo no es un buen consejero. Así que la gran misión de la mamá es la de mantenerse lo más lejos del miedo posible, porque otra cosa que también sabemos es que el miedo es muy contagioso. Así que la mamá va a ser la barrera que proteja al bebé del miedo. Tú sabes que vuestra unión es profunda y sagrada y todo lo que pase alrededor no debe amenazar esta unión. Y te aseguro que el ambiente hospitalario es experto en amenazar esta unión y quitarle el protagonismo. Durante el parto puede ser importante también pensar que este puede ser disfrutado, tú te centras en el bebé y en que nazca, que ya los médicos se preocuparan por las constantes, etc. Será importante que todos funcionen en equipo, dejando que la mujer haga su parte que es mucha, igual que el bebé y el padre también. Para todo lo que vaya a ir pasando es muy importante que el bebé sea informado, como si fuera una persona 🤔 y como si estuviera ahí y como si esto tuviera que ver con él y con su vida (perdona que me ponga irónica). "Ahora te van a llevar, ahora te están explorando, ahora quieren saber x...., mamá está aquí, papá te va a acompañar... ". En todo momento tomar en cuenta al bebé como ser humano consciente y despierto. Esto también ayuda a que los profesionales lo hagan. . Procurar que los momentos de separación de la madre y el bebé sean los menos posibles. Y cuando este con el bebé tener el máximo contacto. Si hubiera algún motivo muy grande para no tocar el bebé (son muy pocos) es importante mirarle. La mirada de la madre es sentida por el bebé y la voz también le llega.

Alimentacion: La leche materna es fundamental por todos los componentes que tiene. Lo ideal es que se alimente exclusivamente con ella. Si por algún motivo la niña no puede mamar bien ( porque no tenga fuerza o porque se canse) lo ideal sería darle tu leche con algún otro medio, jeringuilla, vasito, cucharita. Al principio el calostro es lo mejor que puede recibir y son apenas unas gotas. No es urgente que coma nada más nacer sino lo pide. El calostro también tiene muchos factores inmunológicos. Es muy útil si aprendes la extracción manual ya que a veces el calostro es difícil extraerlo con la bomba eléctrica del sacaleche. Si no puede haber amamantamiento directo sí que puede haber todo lo demás, como él piel con piel para que el bebé siga oliendo a la madre y beneficiándose de la regulación de la temperatura, etc... . Durante la cirugía. Antes de ella contarle a la pequeña lo que le van a hacer y dónde van a estar sus padres. Y Mechi se me ocurre que durante el tiempo de la operación tú podías estar pintando el corazón que le están haciendo, sería como estar en el quirófano con ella y participar en el arreglo. Seguramente tengas muchas sensaciones y estará bien, cuanto más tranquila llegues a estar mejor... Para después de la operación lo mismo que antes. Mucho contacto, mucho piel con piel y participar en todos los cuidados que podáis. Cambio de pañales... En realidad todos los cuidados que serían los óptimos para un bebé sano, con más razón habría que extremarlos en un bebé que nace con algún problema. Muchos besos y todo nuestro amor. Seguimos aquí para lo que necesites y si quieres te mando los artículos que verifican todo lo que te sugiero. Son sugerencias.... 💋💋💋

martes, 11 de junio de 2013

Las cosas pasan cuando pasan

Las cosas pasan, cuando pasan.  OCTUBRE, 2012.
Un día decidí no volver y aqui estoy. Desde hace tiempo que el alma grita "no puedo" y desde mi corazón no le puedo escuchar.

Cuando llego al ascensor para subir, mi corazón se acelera y mis pasos se enlentecen.

¿qué pasará hoy?, ¿cómo podremos navegarnos? y llego a la conocida sensación familiar del despacho y me enfrento a la AGENDA. Los nombre no me resultan familiares, hace tiempo qeu no me aprendo los nombres de las personas que sufren y a las que acompaño en ese tránsito por el borde de su vida, por el filo de su alma, por los rincones de su sufrimiento. Pienso en que me gustaría poder borrar parte de sus experiencias recientes, y a veces parte de la vida que han sufrido y mientras descubro cómo se hace eso, les acompaño en la agonia presente de lidiar con lo que hay: MIEDO, ESPERA, INCERTIDUMBRE...


sábado, 11 de mayo de 2013

CONECTANDO CON LOS RINCONES

Hoy he podido conectar durante un rato con un lugar profundo de mi alma, un lugar que duele mucho, un lugar compuesto por dolor, lágrimas, abandono, soledad, oscuridad, miedo, incertidumbre... Y cuando estaba alli he podido reconocer muchas personas con las que he compartido estos últimos años en ese lugar. Lo que veo y reconozco es que ese lugar lo tenía yo y "gracias" a él he podido acompañar a muchas personas desde la familiaridad de ese lugar. Lo que pasa es que ahora creo que es tiempo de partir, de curar todo lo que queda y dejar esa morada para mudarme a otra donde reine la Luz, donde no haya humedad para que se cultive el moho, donde uno pueda descansar sonriendo sin que nadie mire raro. Este nuevo lugar al que me estoy trasladando es cálido, acogedor. Tiene agua limpia que fluye, una hoguera que calienta, aire limpio que oxigena. El lugar donde aguardar es muy confortable y todo esta dispuesto para que tu puedas descansar, disfrutar, vivir (antes simpre estaba a la espera, en tensión y esperando morir). El traslado no es muy fácil y no me queda muy claro que desde fuera me dejen ir, pero tengo muy claro que este es mi camino...  Voy en camino...



jueves, 7 de marzo de 2013

El camino de la luz empieza por la A.


El camino de la luz empieza por la A.
Cuando empezamos a ser conscientes de que nos encontramos en el camino de búsqueda de la luz, de dar a Luz, de dar vida, de trasmitir la vida de transitar la vida; en definitiva de ser canales para que la vida se manifieste milagrosamente en nosotros y se reproduzca. Cuando tomamos conciencia de que queremos ser padres el camino puede ser de lo más variado. Aquí de alguna manera plasmo un camino posible que va recorriendo muchos órdenes, aunque no siempre lógicos.

Empezamos por la A:


Podemos empezar sintiéndonos aislados, alocados, asolados, agobiados, amarrados, apagados, asustados, atrapados, angustiados, aplastados, automatizados…


todo menos acompañados y autónomos, abiertos y abrazados, acogidos y amados, amigos y agradecidos


Seguimos por la B:


Desde ahí podemos pasar por… bailar, brincar, besar, bucear, buscar, beber, brindar  y borrar para pensar en el bebé.



Desde aquí pasamos a la gran C que además tiene forma de cuna o de luna, según se mire y con ella podemos crear, creer y contar como compartir para copular y concebir para que la confidencia pueda convivir y conjugar y cooperar para combinar el conjunto y conjugar y así compartir y al final coronar.



Para llegar a la D que nos cierra la C y no nos deja tan al aire y así podemos Despacio Decidir y Decir que Dormiremos en este Delicado Domingo de Diciembre para así, Abrazados Besarnos Compartiendo la Delicia de…  Empezar a Enseñar como Entregarse y Ensanchar para Emprender el viaje que mañana continuará a la Luz….


miércoles, 16 de enero de 2013

CONSEJOS PARA UN RECIÉN DIAGNÓSTICO DE CÁNCER


CONSEJOS PARA UN RECIÉN DIAGNÓSTICO DE CÁNCER

Si te acaban de decir que los resultados indican que tienes un cáncer y te has metido en internet para ver qué significa esto, mi primer consejo es que tengas muy claro lo que quieres encontrar, porque me imagino que lo que guía tu búsqueda es en primer lugar el miedo y en segundo lugar la necesidad de saber algo más. Lo que suele pasar en esta situación es que la situación emociontal, principalmente el miedo, suele guiar la búsqueda y nublar el entendimiento.  Así que tratare de decirte algunas cosas generales qué puede que te ayuden:

1.- Trata de no fiarte mucho de lo que dice internet, ni de todo lo que dicen los amigos, ni de todas las experiencias que ahora recuerdas, ni de lo que ahora ves en la televisión. En definitiva, RESPIRA y busca algo de tranquilidad para poder pensar con más tranquilidad.

2.- Fíate fundamentalmente de lo que dice el oncólogo que te trata. La información de otros especialistas (cirujanos, internistas... suele ser parcial). En resumen RESPIRA y busca la confianza en los profesionales que te la saben trasmitir.

3.- Una vez que te fías de lo que él te dice tu oncólogo atiende a sus particularidades como a las tuyas.Hay profesionales que son secos, otros más distantes, otros más cercanos, otros demasiado directos. Y nosotros podemos habernos vuelto más temerosos, o más cariñosos o más abiertos... y todo esto tiene que combinarse. Normalmente tardamos más de un día en ver cómo es nuestro oncólogo (siempre que estemos hablando del mismo profesional, que sería lo ideal). En resumen RESPIRA y confía en que esta relación va a llegar a muy buen puerto.

4.-No dejes que tu mente corra, corra, corra. Ella sola y sin control, al final se pierde, así que si empiezas a pensar que "con esto" tus planes de vacaciones, de trabajo para el año que viene, tus ideas de jubilación....... se van a cambiar. Para, para, para. Cada cosa la pensaremos cuando la tengamos que pensar. Ahora mismo vamos a pensar en lo que hay que planear para la próxima semana (y eso ya es pensar mucho). Recuerda que las emociones pueden alterar la capacidad de pensar de manera adecuda. Así que RESPIRA y deja que tu mente recupere su capacidad natural.

5.- Si en algún momento te sorprendes escuchando a tu cerebro minimizando la situación y planteándose que igual esto no es para tanto (ya hemos hablado de en estas situaciones el cerebro y los pensamientos suelen tener vida propia), en este caso síguelos. Estos pensamientos positivos y optimistas no te van a hacer daño, incluso te pueden relajar y esto no esta prohibido ni contraindicado, muy al contrario puede estar muy indicado. Así que RESPIRA, RESPIRA, RESPIRA Y CONFÍA, CONFÍA, CONFÍA.

6.- Si te das cuenta que tus emociones también están un poco alteradas, que de repente te encuentras con un nudo en el estómago o emocionado por "tonterias". También obsérvalas y disfrútalas. Estas emociones en situaciones especiales también pueden ser muy curiosas.

La idea fundamental es que esta nueva situación de la vida no la vivas como lo peor que te podía pasar y sin embargo pueda ser una oportunidad para crecer, aprender y recolocarnos en nuestra vida. Pudiendo rehacer algunos planes, recolocar nuestras emociones y afectos y resituarnos ante nuestro cuerpo al que no solemos atender apropiadamente.

RESPIRA HONDO, el oxigeno te llena y te depura.

Fabiola Cortés-Funes Urquijo
Psicóloga
Coordinadora de la Unidad de Psico-Oncología
Hospital 12 de Octubre

Directora de Psico-Oncocenter
C/Rosario Pino 6, 4ºc
28020 Madrid